5 Poderosas Oraciones a Dios de Agradecimiento

Todos los católicos y cristianos devotos tienen que elevar sus plegarias en nombre del Señor en señal de agradecimiento por la alegría de otorgarnos la vida. La oración, en este sentido, sirve para estrechar los lazos entre Él y nosotros y nos acerca más hacia el camino que desea que sigamos. En este sentido, hoy te mostraremos algunas oraciones a Dios de agradecimiento.



El compendio de plegarias que conocerás a continuación te servirá de guía para tus oraciones diarias en su nombre. No olvides, en este orden de ideas, dedicarle un minuto diario al Santo Padre para que podamos fortalecer nuestra fe y nuestras esperanzas.




Oraciones a Dios de agradecimiento

plegarias a dios para agradecer

Oraciones A Dios De Agradecimiento

Como primer corpus de plegarias, te hemos preparado 2 oraciones cortas a Dios con las cuales te puedes valer, en cualquier momento del día, para orar en favor al Señor:





Oración de agradecimiento por seguir con vida

Señor mío, yo te amo
Y te adoro mucho y esta noche
Te doy profundas gracias por el día
Que me has permito vivir.

Gracias por estas horas de alegría
Y te pido que, antes de que yo cierre
Mis ojos, tú me bendigas esta noche
Para que yo pueda dormir en paz y
Bajo tu halo protector.

No me desampares en estas horas de sueño
Y haz que pueda yo descansar para
Disfrutar el otro día.
Amén.

Agradecimiento a Dios por un nuevo día

¡Dios todopoderoso!
Un día más despierto y abro los ojos gracias a ti,
Amado Señor, y deseo empezar este día
Alabándote como es debido y mediando para que
Me protejas en el resto de las horas venideras.

Gracias por el aire que has depositado en mis pulmones;
Gracias por rodearme de seres queridos que me aprecian;
Gracias por darme fuerzas y fe para salir adelante.

Yo soy, Señor, tu leal sirviente y sin ti yo me perdería
Permíteme ser cada día una mejor persona y no
Me desampares en momentos de desconcierto.
Amén.

Oraciones para dar gracias a Dios por todo

Como complemento de las 2 plegarias anteriores, te reseñaremos una que te será de utilidad si en tu vida, en estos momentos, has logrado alcanzar todo aquello que deseabas gracias a los designios del Señor:





Querido Santo Padre;
Tú que con esmero y paciencia me has acompañado
En todo este tiempo y que me has guiado por la
Única y verdadera fe. Tú que me levantaste en momentos de oscuridad

Y me diste el ánimo para que yo pudiera afrontar los obstáculos de la vida.
Tú que nunca me desamparaste en situaciones escabrosas y siempre
Estuviste allí para que yo pudiera apoyarme en tu hombro.

Señor, el día de hoy, como ningún otro, yo estoy
Agradecido por todo aquello que has logrado concebirme.

Gracias te pido por mi estado de salud, por mi familia, por mis amigos, mi trabajo
Y todo aquello que, con esmero y esfuerzo, he podido yo
Alcanzar gracias a tu santa voluntad.

Espero yo poder seguir protegido por manto y me despido
Elevando bendiciones en tu nombre.
Amén.

Oraciones de Dios para levantar el ánimo

En otro sentido, si crees que tu fe empieza a flaquear debido a tu bajo estado anímico, entonces no dudes en probar con la siguiente plegaria en la que mediarás por la intercepción de Dios:

Mi amado Señor;
Querido Santo Padre;
En estos momentos atravieso por un situación
Que me ha llego a incomodar en demasía
Y necesito de tu intercepción
Para que pueda yo recobrar ese espíritu de la bienaventuranza.

Tú que haces lo imposible posible y que guías a todo
Aquél que cree en tu santa figura.

Mi ánimo, en estos momentos, se encuentra resquebrajado y solo
Colocando mis esperanzas en tus manos yo podré
Vadear esta actual situación.

Te pido que me acompañes en todo momento
Y eleves mi fe en ti para que
Yo no logre extraviarme.

Amén.

Oraciones de Dios para dormir

Para finalizar con este compendio de plegarias al Señor todopoderoso, te traemos una última oración que te servirá para depositar tus horas de descanso en sus manos cuando la noche se avecine:

Dios mío misericordioso;
En tus manos deposito estas horas que han pasado
Y te agradezco por las experiencias que me has
Permitido vivir en este nuevo día.

El día ha llegado a su fin y las horas de descanso se acercan;
Te pido, como tu leal servidor, que me protejas en este
Tiempo de sueño y que me permitas disfrutar de unas horas de
Descanso para que, con tu guía, pueda yo afrontar
Con la frente el alto del día de mañana.

Bendíceme esta noche amado padre
Y no me desampares jamás.
Amén.

Antes de despedirnos, te recordamos que las oraciones que hemos reseñado debes ser recitadas todos los días, y no solo cuando tengas algún inconveniente que amerite la intercepción del Señor.



¡Regálanos tu calificación!