Oraciones y Frases de Agradecimiento

Uno de los hábitos más arraigados de los fieles devotos en el Señor es la plegaria en agradecimiento a Dios. Los sujetos que recurrentemente se valen de esta día a día conocen a fondo los motivos y los beneficios que estas acarrean en su vida. Por este motivo, hoy te mostraremos las mejores oraciones de agradecimiento.



Muchas personas que se dicen ser devotos no conocen la importancia de las plegarias. Ignoran, por no interpretar bien la palabra, que Dios quiere y sugiere que le contribuyamos con plegarias para salvar nuestra alma por medio de nuestro agradecimiento. Con lo que hoy conocerás varios oraciones milagrosas, ya no tendrás problemas de este tipo nunca más.




¿Qué es el agradecimiento?

plegarias de agradecimiento por todo

oraciones de agradecimiento

El agradecimiento es la forma en que le hacemos saber a nuestro Señor que le somos devotos, que confiamos en él plenamente, que nos sentimos a gustos con todo lo que nos ha dado y la manera mediante el cual Él nos contribuye posteriormente.





¿Por qué debemos agradecer a Dios?

Si bien podríamos enumerar muchas razones por la cuales debemos agradecer a Dios, creemos que con dos serán suficientes para ilustrarte: la primera, y más importante, porque Él lo pide. Recordemos los versículos de

Tesalonicenses 5:18 en donde leemos: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”

muestras de esto lo encontrarás también en Efesios 5:20, Filipenses 4:6, Tesalonicenses 5:18 y Colosenses 2:7.

La segunda razón tiene que ver con el reconocimiento por parte de nosotros de la soberanía del Santo Padre. A través de las plegarias de agradecimiento logramos afirmar a Dios como fuente máxima de poder, sabiduría y misericordia.

Oraciones de agradecimiento por todo lo recibido

Con todo lo que hasta aquí se ha comentado, ya estás preparado para recitar tu primera oración. Para esta, te presentaremos una que te será de utilidad para agradecer por las cosas que has obtenido:

Santo Padre celestial;
Te doy gracias por concederme un día más de vida;
Te doy gracias por permitir que tus rayos toquen mi piel;
Te agradezco infinitamente por la salud que me has dado
Y por rodearme diariamente de seres tan maravillosos.

Gracias de corazón por el pan que me das y por
El don que me permites en cada momento
De disfrutar de la creación.





Permite que en mi ceno renazca un espíritu humilde
Y compasivo que me permita alabarte hasta el final.
Amén.

Oración de agradecimiento por la vida

Si has estudiado detenidamente la Biblia, te has dado cuenta que el don más maravilloso por el cual El Señor quiere que le seamos agradecidos es el de la vida. En este sentido, te traemos una maravillosa oración para que alabes a Dios de manera apropiada:

Luz de mi vida; farol de mi oscuridad;
¡Oh Señor misericordioso!
Este día glorioso yo elevo mis plegarias en tu nombre
Para serte agradecido por todo aquello que en el transcurso
De mi vida tú me has otorgado.

Gracias por el aire que diariamente colocas en mis pulmones
Y te exalto en demasía por el estado de salud en que tú me glorificas.
Yo siempre te he alabado, Señor, y lo haré siempre.

En tus manos yo coloco mi alma y,
Con benevolencia, recorreré tu camino.
Amén.

Frases de agradecimiento a Dios por las bendiciones recibidas

Como complemento de las dos oraciones que te hemos presentado hasta ahora, te presentamos, además, un compendio de frases que puedes recitar, en tu mente o en voz alta, para ser agradecido con el Señor:

“Gracias Dios por todo lo que me das y por todo lo que quitas, pues tu santa voluntad es eterna e inalterable.”

“Te alabo Santa Padre por librarme de la muerte y hacer que mi alma no perezca, sino que sea libre y eterna en el reino de los cielos.”

“Hoy le doy gracias al Señor por respirar, ver, oír y palpar la maravilla de su creación. Te alabo desde mi corazón y lo haré por siempre.”

“Todos los días, amado Dios, yo deposito en tus manos, como muestra de agradecimiento, mi confianza en ti. Guíame y no me desampares ante el desconcierto.”

“¡Gracias amado Padre por darme la dicha de seguir viviendo! Gracias por mi salud, por el amor que me das y por la alegría que me dan mis seres queridos.”

Estas frases, sumadas a las plegarias reseñadas, te ayudarán a acercar tu corazón a Dios y no debes olvidar, para finalizar, recitarlas diariamente para ser unos buenos servidores de la voluntad del Santo Padre.

 

¡Regálanos tu calificación!